18 junio 2024

Marinero en tierra. Reseña.

 



Ficha bibliográfica

  • Autor: Rafael Alberti
  • Editorial:   El País. Clásicos del siglo XX (2002)
  • Idioma: ‎ español
  • Tapa blanda: 159 páginas
  • Género: poesía
  • Edad recomendada: a partir de 12 años


  •                                                  Sinopsis

    "Marinero en tierra es  un libro de poemas publicado en 1924 y que obtuvo el Premio Nacional de Poesía  en la que fue la primera convocatoria de dichos premios y, por lo tanto, primer ganador. La obra la escribió durante su estancia en la localidad segoviana de San Rafael  debido al tratamiento para mejorar una dolencia que sufría en el pulmón derecho con ayuda del clima tan puro de la sierra. Pertenece a la primera etapa de la producción de Alberti, caracterizada por el popularismo, es decir, la adopción de formas populares, en especial las del cancionero tradicional. La temática y el tono general de la obra es de nostalgia, producida en el poeta por el recuerdo de su tierra natal, lejana durante el proceso de escritura de la obra".



                                                            Opinión

        Esta reseña la empezaría hoy por el final: un clásico que hay que leer sí o sí; tanto si te gusta la poesía como si no te gusta; tanto si eres lector apasionado de poesía como si no lo eres. Es un libro con el que se disfruta la poesía por su sencillez y calidez, en el que se aprende que los versos sencillos también pueden formar una gran composición y donde se aprecia el arte de lo cotidiano con forma de palabra.

         La edición que he leído pertenece a una colección de libros que hace tiempo sacó el periódico El País, entre ellos se encuentra esta joya que hoy he vuelto a leer. La obra está compuesta por un prólogo y tres partes, la tercera parte se titula del mismo modo que el libro y, particularmente, es la que más me gusta de las tres. Incluye también una carta de Juan Ramón Jiménez a Rafael Alberti, escrita tras la publicación del libro en la que, otro gran maestro como es Jiménez halaga el poemario de Alberti, dedicándole unas preciosas palabras, tan bonitas que parece que estás leyendo la poesía de Juan Ramón. 

     Es, como ya he comentado, una poesía sencilla, llena de mar y connotaciones marineras; llena también de nanas, canciones y pequeños aforismos que, tanto por su temática como por su llaneza, calan bien hondo. No obstante, a mí me han gustado más sus composiciones más elaboradas porque, a la vez, también son sencillas, no utiliza un léxico difícil ni poco conocido y me parecen más elegantes. No quiero decir con esto que los poemas más cortos o sencillos sean poco elaborados, ni mucho menos. 

       La poesía de Alberti refleja su humor, su sonrisa marcada, su sencillez; justamente, Juan Ramón Jiménez en la carta que le dedica lo comenta y, además, de esa sonrisa que transmite su obra, también hay cierta nostalgia del mar, pero la recrea de una manera tan bonita que no da sensación de tristeza en ningún momento. Como ya he comentado, un libro para degustar la poesía, adentrarte en ella y aficionarte, tanto a su lectura como a su escritura.

                   Destaco estos dos poemas que me han gustado especialmente. 

Si mi voz muriera en tierra
llevadla al nivel del mar
y dejadla en la ribera.

Llevadla al nivel del mar
y nombradla capitana
de un blanco bajel de guerra.

Oh mi voz condecorada
con la insignia marinera:
sobre el corazón un ancla
y sobre el ancla una estrella
y sobre la estrella el viento
y sobre el viento una vela!

______________

¡Oh Virgen remadora, ya clarea
la alba luz sobre el llanto de los mares!
Contra mis casi hundidos tajamares,
arremete el mastín de la marea.

Mi barca, sin timón, caracolea
sobre el tumulto gris de los azares.
Deje tu pie, descalzo, sus altares,
y la mar negra verde pronto sea.

Toquen mis manos el cuadrado anzuelo
—tu escapulario—, Virgen del Carmelo,
y hazme delfín, Señora, tú que puedes...

Sobre mis hombros te llevaré a nado
a las más hondas grutas del pescado,
donde nunca jamás llegan las redes.



        Si puedes, no dejes de leerlo, de verdad te gustará. De vez en cuando, como sabéis, es bueno disfrutar de la lectura de la poesía porque aquieta el espíritu, enaltece el alma y hace brillar al corazón. 




12 comentarios:

  1. Conocí la poesía de Alberti viviendo en Cuba. Como soy un hombre andino, mi relación con el mar era bastante distante, y fue este poeta quien me empezó a conectar con la musicalidad y el ritmo del mar. Es el poeta que nos ha dejado las imágenes marinas más bellas. En Cuba también conocí a su nieta: Marina Alberti. Gracias por esta reseña tan bien escrita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien, Nicolás, conocer a su nieta! Todo un honor, sin duda. Sí, tiene unas muy bellas imágenes sobre el mar.
      Gracias por pasarte.
      Un abrazo. :)

      Eliminar
  2. Muy buena reseña Merche. Tengo varios libros de Alberto y sin duda tanto soy poesía como su prosa eran magníficas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por traer esta reseña Merche, muy buena, "El mar. La mar. El mar. ¡Sólo la mar! ", abrazo grande Themis

    ResponderEliminar
  4. Gran reseña sobre la poesía.
    Siempre es bueno cultivarse y mejor si es con lectura de la buena.

    ResponderEliminar
  5. Yo, marinero, en la ribera mía,
    posada sobre un cano y dulce río
    que da su brazo a un mar de Andalucía,

    sueño en ser almirante de navío,
    para partir el lomo de los mares
    al sol ardiente y a la luna fría.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro verso excepcional, Federico, gracias por recordarlo también.
      Un abrazo. :)

      Eliminar
  6. Maravillosa reseña Merche, así como los poemas que destacas. Muchas gracias y un abrazo!

    ResponderEliminar